jueves, 8 de febrero de 2018

EL HIJO DE EL LEON EL PRIMER AVATAR MATSYA



 Según el Bhágavata-purana (8.24.13), Matsya se le apareció al rey Manu (cuyo nombre original era Satiavrata, entonces rey de Dravida, cuando él se estaba lavando las manos en un río. El pececito le pidió que lo salvara, por lo que el rey lo puso dentro de su lota (recipiente de cobre), el pez creció, y el rey tuvo que ponerlo en un charco. Volvió a crecer y el rey lo puso en un lago. Volvió a crecer y el rey lo puso en el océano. Matsia le dijo al rey que vendría un diluvio. El rey construyó una gran nave, donde alojó a su familia y el semen de todos los animales para repoblar la Tierra. Enganchó la nave al cuerno del pez Matsia, que los arrastró a través del diluvio.

Esta historia es muy similar a otras historias del diluvio universal en la mitología sumeria (anterior a la hinduista), que precedieron ambas a la historia bíblica del arca de Noé.