sábado, 20 de enero de 2018

Pleyadianos -FAMILIA DE LUZ CAPITULO 02 los portales del tiempo

Pleyadianos - los portales del tiempo

PARTE 01



PARTE 02



Nosotros compartimos nuestro punto de vista con vosotros por muchas razones. Desde la Tierra, nuestro hogar en las Pléyades parece estar muy lejos, parece una mera mancha, un racimo de luces centelleantes. Somos siete aunque hay quien afirma que somos ocho y que la Tierra es parte de nuestra hermandad, parte de nuestro conocimiento común. Todo ello parece ser cierto según lo que muestran nuestras crónicas y lo que nos han transmitido nuestros antepasados. Vosotros estáis conectados con nosotros por medio de un linaje muy y muy antiguo. Como Familia de Luz tenéis muchas oportunidades: podéis uniros con seres multidimensionales a través del tiempo; podéis aprender a mover las manecillas de vuestra conciencia. Y, aunque una mano tenga varios dedos está conectada con algo más grande, un cuerpo y este cuerpo, a su vez, está conectado con algo aún más grande. Como Familia de Luz, vuestro reto consiste en hacer visible este cuerpo invisible al que estáis conectados. Es decir, todos los seres humanos estáis conectados, pero no os dais cuenta de ello. Mucha gente piensa que no es más que un cuerpo sólido y, consecuentemente, sólo busca aquello que apoya su forma física. Estáis convencidos de que vuestros antepasados lucharon de esta manera. Pero, tal vez, las historias que os han contado sobre el pasado no son del todo correctas. 






Vuestros antepasados, vuestro linaje de sangre, probablemente funcionaban a un nivel muy superior al que os imagináis. Ciertamente vivían en un tiempo con menos facilidades tecnológicas aunque por otro lado, las tiranías eran igual de duras. Siempre ha existido una lucha por el control de la mente humana, pero esta pelea sólo refleja una disputa mayor que está sucediendo en un ámbito multidimensional donde se libra una batalla por vuestra alma. Vuestras historias cristianas hablan del Demonio y de Cristo, el Hijo de Dios, que vino para salvaros y a no ser que seáis lo suficientemente avispados para poner en duda estas historias, creeréis que tenéis que ser "salvados". Como ya hemos apuntado, os encontráis en medio de un dilema, la decadencia de vuestra civilización, porque habéis abdicado de vuestra libertad de pensar, discernir y decidir lo que queréis. Este derrumbe también está sucediendo porque os da miedo sentir. Vuestros sentimientos son ilimitados y todopoderosos, sin embargo, para algunos de vosotros no son más que una cruz vergonzante. No obstante, gracias a vuestros sentimientos podéis distinguir lo que valoráis. Para poder saber lo que queréis en vuestras vidas, lo que valoráis como humanos, tenéis que cuestionar el 'Sistema. El Sistema os recompensa cuando seguís sus mensajes y reglas: saltáis cuando tocan sus campanas, dispuestos, sin pensarlo dos veces, a jugar su juego por un sueldo, unas vacaciones, prestigio y 'estatus'. Al consentirlo, abdicáis de vuestra habilidad de pensar por vosotros mismos. La prueba que os espera tiene que ver con el poder y por ello examinaremos algunos de los aspectos positivos -y otros no tan positivos— del poder, ya que no existe un poder de escapatoria. Vuestro valor y vuestro poder han sido minados. A lo mejor os han enseñados que sois maculados o que los dioses tienen que interceder en vuestro favor. Pues bien, los dioses, cuyo baile por los Cielos se ha convertido en un pasacalle cósmico, aparecerán en todas partes durante los próximos quince años y estos dioses, a lo mejor, os ofrecen salvaros con su tecnología. Por lo tanto, mientras intentáis comprender las incoherencias de estos tiempos, cuidad lo que es importante y aplicad vuestros valores con criterio propio. Uno de los mensajes más importantes que tenemos para vosotros es: vuestro linaje de sangre es rico. Ponderad nuestras palabras por un momento y luego examinad lo siguiente:
"¿qué podría haber en mis genes?" Imaginaos una computadora con bancos de datos, llenos de información almacenada. Si apretáis el botón correcto podéis disponer de una tremenda cantidad de datos; sin embargo,
una computadora sólo contiene los datos que fueron introducidos anteriormente. En muchos aspectos vosotros sois mucho más avanzados que cualquier computadora que podríais crear jamás en la tercera dimensión. Sois construcciones biológicas vivas con un magnífico linaje, capaces de vivir una existencia perfecta. Pero aún así, hacen falta algunos ajustes para despertaros y poneros en marcha; hace falta una percepción de la esencia que pocas veces es comprendida por los humanos. En lugar de aplicar las herramientas para vivir, habéis sido engatusados para apartaros del aspecto más valioso de vosotros mismos. Os han echado el anzuelo y os lo habéis tragado. Viendo vuestra historia parece que habéis tenido que luchar por muchas libertades y pelear por el derecho de pensar. De hecho, gran parte de la tiranía que ha existido en vuestro mundo occidental fue diseñada para controlar la difusión del conocimiento. Uno de los mayores censores del conocimiento han sido las organizaciones religiosas de vuestro mundo. Para poder seguir en el poder aprobaron el secuestro de tierras, bienes, vidas y literatura. Miles de personas fueron quemadas en las piras y muchas grandes bibliotecas, repletas de conocimiento, también fueron entregadas al fuego para eliminar los misterios. ¿Cuáles eran los misterios que las organizaciones religiosas, intentando mantenerse en el poder, querían hacer desaparecer con tanta vehemencia? ¿Por qué vuestra historia está llena de cruzados y misioneros que viajaron por todo el mundo? ¿Fueron enviados para salvar a los paganos? Puede que detrás de estas campañas se escondan historias más interesantes. La energía que nosotros aportamos os permitirá hojear las páginas del tiempo del antes y del después de vuestro Ahora. No son las páginas que se encuentran en las bibliotecas del mundo que aún no se han quemado; la literatura que todavía está disponible apenas contiene un hilo de verdad. Contiene aquello que los ganadores quieren que sepáis, lo que aquellos que ostentan el poder quieren que creáis. La manipulación y el engaño, la matanza, la traición y la herejía han sido blanqueadas y cubiertas con una capa de pintura o convertidas en algo tan aburrido, atiborrado de datos y hechos, que vuestra historia se lee como un conglomerado cargado de sinsentidos. Para conoceros realmente a vosotros mismos, comenzad con una profunda respiración y sentid vuestro cuerpo: sed quienes sois y descubriréis que estáis muy vivos y que estáis aquí para vivir. Estirad ahora vuestra imaginación para visualizar a vuestros antepasados: vuestros padres, abuelos, tatarabuelos y así hacia atrás en el tiempo; os retamos a encontrar un final de vuestro linaje de sangre. Si lo encontraseis no podríais estar aquí ¿verdad? Y al examinar vuestro linaje, reflexionad sobre vuestra sangre ancestral y todos los códigos genéticos que deben estar almacenados en vuestros cuerpos en este mismo instante. Los genes que protegemos son extraordinariamente valiosos. ¿Qué no habrá pasado por vuestros genes a lo largo del tiempo? ¿Hasta dónde conseguís llegar cuando retrocedéis en el pasado? Cuando transmitimos nuestra energía, tanto a vosotros como a vuestro mundo, ¿sois capaces de imaginaros que tenemos un Libro al que también vosotros podéis tener acceso? Utilizad vuestra imaginación y permitios experimentar la auténtica multidimensionalidad de vuestro ser. Leed nuestras palabras y observad al mismo tiempo cómo las realidades se despliegan desde el núcleo de vuestro ser. Nuestra voz viene de muchas direcciones y lugares y habla a vuestro ser multidimensional. Os ofrecemos bocaditos de conocimiento, verdades, para animaros a seguir adelante y comenzar a hilar vuestras memorias sabiendo lo que ocurrió en la Tierra puesto que recordáis haber estado aquí. Todo vuestro entrenamiento de los últimos miles y miles de años no os servirá de ayuda precisamente. Hace dos mil años, en la Tierra prevaleció otro tiempo repleto de oportunidades, un tiempo en el que el cambio de estación suponía desplazarse de una fase a otra. Nos referimos a la Era de Piscis y como siempre, Familia de Luz estaba allí para anunciarla. Las Eras marcan el comienzo de las estaciones, cada una con su propio sabor; de hecho, las Eras señalan dónde van a ocurrir las cosas. Durante las Edades Oscuras y los primeros siglos de la Era de Piscis, especialmente durante los primeros quinientos años, la ignorancia y la confusión eran considerables. Muchos libros importantes, como por ejemplo la Biblia, no fueron concretados hasta unos cuantos siglos más tarde de esta misma Era. En aquel entonces proliferaron diferentes facciones que discutían qué dios era Dios y qué libro decía la verdad. Si examináis las células de vuestro ser, dejándoos llevar a otra vía de percepción, a lo mejor podéis recordar cómo era aquello. Las ropas eran diferentes, los colores de la vegetación tenían más lustro y el cielo parecía tan cerca como si uno lo pudiese tocar. Era una época diferente y en el campo reinaba una quietud que vosotros ahora, a finales del Siglo XX ya no conocéis. Vuestro mundo resuena con el zumbido de energía electrónica incluso cuando estáis en medio de la selva. Habéis 'enchufado' vuestro mundo y ya no sabéis lo que es el silencio. Pero vuestros otros aspectos del Ser sí lo saben y nosotros nos dirigimos a todos los aspectos de vuestro Ser mientras vuestros ojos leen las palabras y vuestra mente aprehende las ideas que os transmitimos. Durante el auténtico florecimiento de la Era de Piscis, muchas almas fueron enviadas a encarnarse a propósito. Familia de Luz vino, naturalmente, para 'electrizar' la Era, para darle su impronta, ponerla en marcha y colocar los cimientos. Algunos señalan que la Era de Piscis era una época de gran luminosidad y pasión, de perdón y de profunda conexión cósmica. Nosotros os rogamos que miréis atrás y la examinéis. ¿Es esto lo que realmente ha sucedido en los últimos dos mil años? Durante el desarrollo de cualquier Era uno puede distraerse con la diversión del juego y puede, en cualquier época, en cualquier encarnación y en cualquier lugar de la existencia olvidarse de sí mismo. Siempre, cuando se abre o se cierra una Era, se produce un gran cambio energético. Podría compararse con un cambio de administración política y al igual que en un cambio de administración siempre hay un cambio de poder. Actualmente, el poder es la fuerza más vital que debe ser comprendida. Cuando reflexionáis sobre los valores y sobre lo que queréis tener, algunos de vosotros pensáis que el poder es dinero o que el dinero es

poder. Saber es poder. Además, tened en cuenta que el mero hecho de tener conocimiento no significa ser sabio. Es el uso que se da al conocimiento el que establecerá lo que pasará con el poder. Dado que la realidad sigue sujeta a la constante ley de reflejarse a sí misma, vuestro uso del poder determinará lo que os sucederá. Es muy importante que comprendáis esto. No podéis huir del poder ni de sus lecciones. De hecho, todo lo que se dirige hoy en día hacia vosotros está pensado para que os sintáis impotentes, para haceros creer que no tenéis ni una pizca de poder. Esta creencia, almacenada en las células de vuestro ser fue implantada hace miles de años. Cuando comenzó la Era de Piscis, se encarnaron muchos seres dotados con talentos que se desarrollaron rápidamente y el resto de los humanos parecían admirarles por ello. Estos seres, tanto mujeres como hombres, tenían la facultad de sanar a la gente instantáneamente ya que comprendían las leyes cósmicas. En aquellos días no existían telégrafos, teléfonos, televisores ni telecomputadoras; no existía ningún artilugio que pudiera comunicar rápidamente lo que sucedía a los demás. El 'tele'-sistema funcionaba con la palabra que iba de boca en boca. En aquellos días la gente no viajaba a lugares lejanos y sólo unos pocos sabían leer o escribir. Pero los que tenían talentos desarrollados aparecieron en todas partes; eran capaces de hacer milagros y durante unos miles de años la Tierra ronroneaba con esta apertura energética. Estos seres se extendieron por la tierra que actualmente conocéis como Oriente Medio, un área muy importante en vuestra historia planetaria. Habían venido para aumentar la frecuencia de la Era de Piscis, inspirando a la gente a traspasar el portal hacia una nueva era. Los Cielos estaban llenos de signos y señales, de la misma manera en que los Cielos estarán llenos de signos, ahora cuando vosotros entréis en el siglo XXI. Seres y energías de luz serán imaginados y proyectados holográficamente en los Cielos, y algunas gentes creerán que se trata del segundo advenimiento de Cristo previsto para salvaros. Sois muy crédulos y se os engaña fácilmente; no obstante, no os reprendáis por lo que os decimos. Intentamos leer el Libro para vosotros tal como nosotros lo vemos para que despertéis. Es fundamental que toméis las riendas de vuestras vidas, que reconozcáis que la vida sí tiene sentido y que el vivir contiene lecciones que deben ser aprendidas. Una de las lecciones más importantes consiste en desarrollar vuestro sentido de humor. Así que, mientras nosotros compartimos las historias de vuestro mundo con vosotros, mantened el sentido de humor y no perdáis de vista el desarrollo de la conciencia humana. Sois conciencia que se encarna una y otra vez, sin embargo, vivís como si vuestras vidas fueran una lucha sin sentido contra el malestar, la enfermedad, la inanición y la guerra. ¿Y qué pasa con el amor? Todos habéis sido tocados por el amor por lo menos una vez en vuestras vidas y muchos de vosotros venís una y otra vez a este mundo sólo para vivir el amor. Cuando toméis conciencia de lo que es importante para vosotros, lo que vale la pena acumular y confeccionéis una lista de vuestros valores, os rogamos que entonces reflexionéis por un momento sobre qué importancia tiene el amor. El amor se presenta de muchas, muchas maneras y en muchas experiencias. El amor es la apertura del corazón que se debe a una conexión energética entre los campos eléctricos que unen a las personas. El amor os toca de tal manera que ya nunca jamás os abandonará. Al hojear el Libro de la Tierra, vemos una y otra vez que lo que os empuja hacia delante es esta fuerza invisible, esta frecuencia llamada amor. Sin embargo, algunos de vosotros pensáis que estáis aquí para sufrir, aprender, acumular datos y divertiros y la importancia del amor os resulta novedosa. No hay nada malo en esta asunción. Pero la comprensión de la frecuencia del amor es la lección más importante de vuestra vida. Para poder manifestarla, lo único que tenéis que hacer es sentirla; pero también sabéis que para vosotros, esto es la cosa más difícil de hacer. Pero aún así, cada uno de vosotros viene aquí por amor ya que en ningún otro lugar de la existencia el amor es tan variado y rico, tan ilimitado, sin trabas, y único como aquí en los flecos de la Galaxia de la Vía Láctea, en lo que nosotros llamamos la Biblioteca de la Tierra. Una vez más os pedimos que averigüéis lo que hay en vuestros genes. Nosotros nos referimos a vuestro mundo como la Biblioteca de la Tierra ya que las bibliotecas guardan datos. Si resulta que sois las criaturas más magníficas que existen aquí y que sois mucho más avanzados que todos vuestros artilugios y vuestra tecnología ¿qué hay entonces en vuestros genes? ¿Es posible que sea la frecuencia del amor que es tan amplia, multifacética y valiosa que ningún Dios quiere que esté por ahí fuera ya que es "pegadiza"? Reflexionad sobre este tema por un momento. Sabéis bien que si sentís amor, éste es bastante contagioso ¿o no? El amor se extiende fácilmente y es el opuesto del miedo. Si examináis el miedo y sois suficientemente honestos con vosotros mismos, veréis que debido al linaje ancestral, los libros y las historias, hay muchas ideas alojadas en vosotros que tienen que ver con el miedo. Se os incita a temer a Dios y a vuestro cuerpo. Estáis convencidos de que os hace falta una autoridad externa porque creéis que no sois capaces de manejar a vuestro ser biológico. Y, actualmente, se os quiere convencer de que ni siquiera vuestros gobiernos locales son capaces de tratar con vosotros, que necesitáis un gobierno más amplio, global, para dirigir vuestro mundo. Tenéis que empezar a manejaros como seres biológicos espirituales. El amor es vuestra mejor herramienta para vivir. vuestra habilidad en el manejo de esta herramienta, ser la fuente del amor y asumir la responsabilidad respecto a él, es la lección que habéis venido a aprender en esta vida, Al igual que os instigamos a preguntar de dónde viene la luz y qué hacéis con ella, de la misma manera os pedimos que examinéis el amor. ¿De dónde viene el amor? ¿Lo buscáis fuera de vosotros mismos? ¿A quién o a qué lo ofrecéis? ¿Habéis pensado alguna vez brindarlo a vuestra Madre Tierra o a los Cielos? ¿Se os ha ocurrido dar amor a las moléculas que os rodean y que entran y salen constantemente en vuestro cuerpo? Vuestro cuerpo no es algo sólido: aquí no hay nada que lo sea. Todo es un baile de energía, una energía que es libre y que simplemente adopta un tamaño y una forma porque vuestras percepciones están entrenadas para ver la



realidad de una manera determinada y para seguir con esta visión lineal de la existencia. Por ejemplo, cada día os despertáis por la mañana reproduciéndoos fielmente. Normalmente os 'encontráis' en el espejo del cuarto de baño. Estáis seguros de veros a vosotros mismos ya que una inmensa parte de la realidad se basa en viejas expectativas, condiciones y entrenamientos de la mente. El control mental adopta muchas, pero muchas formas. El pensamiento limitado fue enseñado a vuestros antepasados y, en última instancia fomentado, dejando huellas en las células de vuestro cuerpo. Las respuestas a las enseñanzas de miles de años y a los tiempos en los que vivían -sus reacciones ante la violencia, las leyes y la autoridad fueron grabadas en sus cuerpos a lo largo de su vivir cotidiano. Cualquier cosa con la que tratáis en la vida diaria es registrada y almacenada en vuestro cuerpo físico y el hecho de no reconocer conscientemente vuestras experiencias no significa que las células de vuestro cuerpo lo estén olvidando. Las memorias y respuestas son pasadas de una generación a la siguiente a través de vuestros genes. Los anales de la historia occidental muestran que habéis transmitido la huella del miedo. Cuando Familia de Luz se encarnó hace más de dos mil años, sus miembros eran adeptos de la Luz y del Amor, capaces de hacer muchos milagros y aquellos que representaban la autoridad se sentían amenazados. No querían que estas enseñanzas fueran de dominio público y así se crearon diversas facciones opuestas desde el principio. Algunas personas atribuyen este despertar de la conciencia al nacimiento de la cristiandad debido a las leyendas que hay sobre el personaje que vosotros conocéis como Jesús el Cristo. Él es realmente un personaje compuesto, recopilado y diseñado a lo largo de muchos, muchos años. Pero lo cierto es que estas historias se refieren a Familia de Luz que vino al planeta para traer la verdad, retar el sistema y abolir la tiranía en un momento que llevaba implícito el potencial para un gran cambio. El personaje de Jesús fue creado para atribuir todos estos poderes espectaculares a un ser sobrenatural. Pensad lo que podría suceder con el conocimiento de la auto-sanación y con la comprensión de 'tal como piensas, así será'. Si la gente utilizase estas prácticas rápidamente, ¿qué sucedería entonces? Ciertamente, el Imperio Romano no estaba por la labor de permitir que hubiese personas más poderosas que sus gobernadores. El Imperio Romano era la versión del Nuevo Orden Mundial, pero durante la Era de Piscis -una paralela kármica de la Era de Acuario. Ambos Ordenes, tanto el viejo como el nuevo, ofrecen la posibilidad de que se establezca una fuerza dominante que conquiste al mundo. Sus reglas para manipular a la gente consisten en convencer en primer lugar a las masas de la necesidad de que alguien les gobierne. De modo que crean problemas y luego esperan hasta que la gente pida soluciones. Se sembraba el miedo en lugar del amor que era el mensaje de la Familia de Luz. El miedo tiene una vibración muy poderosa y cuando uno tiene el miedo metido en el cuerpo, éste se propaga rápidamente siendo igual de 'pegadizo' que el amor. Hubo una tremenda batalla en torno al miedo y al amor. Si hubiera ganado el amor, entonces la gente se hubiese dado cuenta de sus poderes superiores: la habilidad de la mente humana de trascender su cuerpo, la capacidad de hacer viajes astrales y sentirse conectado con Todo-lo-que-es. Si esto hubiera ocurrido, los humanos hubieran podido acabar con su sensación de separación. Pues bien, las cosas no fueron así. A lo largo de los últimos dos mil años habéis ensanchado la brecha de la separación en lugar de conquistar la unidad y el amor. Ganó el miedo. Si dudáis de esta conclusión, os pedimos que abráis el abanico de la historia y miréis cuánta gente murió en nombre de un poder superior. ¿Cuántos libros fueron quemados y cuánta gente fue violada y torturada? ¿Cuánta gente indígena fue eliminada y cuántos manuscritos antiguos fueron destruidos? Una energía descontrolada, en busca del poder, se adueñó del mundo. Los libros y obras de los Grandes que caminaron sobre el planeta fueron escondidos. Pero la Familia de Luz no sólo estuvo en el área del Oriente Medio; sus miembros viajaron mucho. Su mundo no era tan restringido como se os ha hecho creer, incluso, América del Norte fue conocido durante mucho tiempo como una tierra muy sagrada. Los Atlantes trajeron muchos de sus conocimientos a este continente y durante vuestra era moderna se descubrirán antiguos artefactos de la prehistoria. De hecho, ya han sido descubiertos pero fueron ocultados. Los egipcios y muchos viajeros de Oriente Medio y del lejano Oriente, inclusive los chinos, han venido aquí. El mundo de los tiempos antiguos fue bien conocido. La Familia de Luz viajó mucho y llevó su mensaje a muchas partes. Por eso, en las culturas indígenas existen tantas leyendas sobre enviados de paz que vinieron de más allá de los mares, ofreciendo su conocimiento de vibraciones superiores y enseñando lo necesario para vivir en armonía. Tal vez también vosotros estéis pensando: ¿qué necesito para vivir en armonía? Parece ser que necesitáis dinero en el banco, un coche, ropa, y un techo encima de vuestra cabeza. Es cierto. Actualmente vuestro mundo está diseñado de esta manera. No obstante, muchas de las cosas con las que contáis hoy, mañana no existirán, sobre todo si no vivís en sincronía con la ley cósmica. Si ya sabéis que vuestros pensamientos afectan todo y que creáis vuestra propia realidad, entonces no debéis preocuparos ya que vuestra versión de la realidad no desaparecerá. Pero aquellos que se niegan a reconocer esta ley tendrán un despertar brusco. Buscar la autoridad fuera de vosotros mismos significa bailar en el ámbito de la deidad y allí el pensamiento limitado es lo común. Al vivir la experiencia de que todo está siendo puesto patas arriba, aparece la oportunidad de recolocar las prioridades de vuestra vida. Dentro de vosotros existe una fuerza cuyo origen está en el reconocimiento de vuestra propia valía, de lo que realmente sois. Nosotros podemos ver las grandes olas de energía que están llegando a vuestro mundo, y cómo os conmueven de diferentes maneras. Existen historias escritas sobre las diversas elecciones que hacéis, así que no penséis que sólo hay una línea de la existencia donde elegir. Cada uno de vosotros, en cada momento, crea



un mundo probable basándose en lo que desea y lo que es importante para él o ella. Desde nuestro punto de vista vemos que la red-de-la-vida os ayudará a darle un gran sentido a la vuestra y para poder sacarle, por decirlo así, el mejor partido a la existencia. Si deseáis tomar la ruta alta, la ruta panorámica, os sugerimos que viajéis con amor, un amor que sólo puede brotar de vuestro interior. Y, si os amáis y os valoráis a vosotros mismos, os será más fácil amar a vuestro linaje. Extender el amor a vuestros antepasados os ayudará a entender sus miedos y también aprehenderéis la grandeza del proyecto que habéis puesto en marcha. Este proyecto es tan grandioso y abarca tantos eones de tiempo que las Eras de las que hablamos nosotros, unos cuantos miles de años de cada estación, son meros alfilerazos en el tiempo y en la existencia. Cuando se llega a los portales del tiempo, la energía siempre se acelera para poder construir nuevos fundamentos. Durante la próxima Era de Acuario, la energía que se aportará intentará iluminar a todo el género humano. Para que esto pueda ocurrir, tenéis que comprender el fondo de vuestro pasado, vuestro karma, y las lecciones de vida que la Era de Piscis, a punto de concluir, os ha enseñado. Tenéis que encontrarle el sentido a los últimos dos mil años e irradiar esta conciencia a la humanidad. Por muchas razones, vuestra conciencia ha sido envuelta en un velo, una niebla densa y espesa. Cuando nacisteis, muchos de vosotros os percatasteis inmediatamente de la lucha por la vida. A lo largo de vuestra niñez intentasteis encontrar el significado de la vida, pero se os dijo que la vida no tenía ni sentido ni propósito y que estaba llena de miedo. En la escuela tuvisteis que memorizar datos que no se relacionaban con nada de lo que conocíais reforzando de esta manera el viejo modelo de pensamiento limitado de separación. Todo estaba separado, nada era significante, todo era un accidente. La mayoría de vuestros antepasados estaban codificados con estos conceptos, pero siempre hay apóstatas. Hoy en día, vosotros sois los apóstatas. Hace dos mil años existían apóstatas y antes de estos dos mil años también. Siempre hay personas que no aceptan las versiones de los libros de historia. Recordad que son los vencedores los que escriben estos libros; sin embargo, aquellos que viven su propia verdad registran sus historias en sus genes y en el éter. Una de las fuerzas más transformativas de vuestro mundo es la energía femenina, conocida como la Madre y Diosa, que está profundamente relacionada con el amor. El principio femenino trae la vida y ha sido la fuerza nutriente en vuestro globo durante mucho tiempo. La Diosa volverá a ocupar su lugar como administradora legítima de la conciencia humana. Vuestro mundo actual carece de la comprensión de la energía femenina divina y esto se refleja en la falta de poder de las mujeres y en la falta de aprecio que tienen, tanto hombres como mujeres, por las mujeres. La mujer es portadora de vida: gracias a su capacidad de alumbrar -creando vida desde el óvulo y el esperma- la voz de los antepasados puede ser escuchada a lo largo del tiempo y dejar su huella en las células del niño. Durante los días luminosos de hace dos mil años la energía divina femenina predominaba para los antiguos devotos paganos. Ellos seguían manteniendo una cultura centrada en la energía femenina aunque ésta iba desapareciendo poco a poco de la conciencia de la especie humana. La cultura de la diosa comprendió el pensamiento abstracto; los ciclos personales, las lecciones y su visión del tiempo era más bien cíclica en vez de lineal. La desaparición del saber divino femenino y el ascenso de la vibración masculina al poder, durante los últimos dos mil años tuvo como resultado el pensamiento lineal, reforzando el concepto de 'no hay nada que esté realmente unido'. La cultura divina femenina comprendió el poder del alumbramiento, sabía que todo estaba vivo y que tenía su significado: las plantas, los animales y los elementos Tierra, Aire, Fuego, Agua y Éter. La gente supo que el éter, aunque invisible, estaba lleno de espíritus y energía. Vuestros ojos no están entrenados para percibir el éter. Hace mucho tiempo, vuestra estructura genética fue manipulada de una cierta manera y vuestra biología fue modificada de tal forma que os conformarais con los patrones de conducta exigidos. Esta historia tiene su origen en los tiempos antiguos. Se os puede influenciar telepáticamente y las energías de vuestros creadores pueden llegar a vosotros en forma de frecuencias que literalmente reorganizan vuestro ADN. Desde hace cientos de miles de años se ha experimentado con vosotros. Eventualmente preguntaréis: "¿quiénes son estos creadores?" Y nosotros, trataremos esta parte del cuento en su momento. Os recordamos que la historia que contamos se despliega dentro de vosotros mismos así como también se desarrolla en muchos ciclos del tiempo. Aquellos que vivían en consonancia con la Tierra y comprendieron el principio femenino, creyeron que Dios estaba en todas las cosas. Para ellos no existía un sólo Dios ya que eran pensadores abstractos. Al vivir en consonancia con la Tierra entendieron a las plantas y los animales. Los ciclos de su tiempo estaban marcados por los solsticios y equinoccios debido a que ellos tomaron en cuenta los Cielos. No tenían periódicos; 'leían' el mundo al vivir su vida diaria. La vida suponía un mayor reto, pero a pesar de todo era más sencilla en muchos aspectos y la gente no estaba tan obsesionada en acumular bienes materiales. Vivían en comunidades y se juntaba porque se necesitaban los unos a los otros. Los linajes familiares fueron recordados y la transmisión oral de la historia era de gran importancia. Gracias a ella la mente de las personas era bastante aguda. Memorizaban las historias y rastreaban su linaje en el pasado. Con frecuencia, narrar cuentos en torno a un fuego era la forma más común de entretenimiento. Las fiestas y ceremonias se organizaban según el movimiento de los Cielos, y la modulación de la luz y oscuridad gobernaba el viejo mundo que vosotros conocéis. La gente de los tiempos antiguos, se daba cuenta de lo que ocurría en los Cielos. Durante el verano dormían muchas veces al aire libre. Cabañas, castillos y fuertes estaban reservados para las épocas de frío. El cielo y la atmósfera les intrigaban, les impulsaban. Desde tiempos inmemoriales, las historias que les fueron transmitidas, ya fuera mediante glifos grabados en piedra, manuscritos o pergaminos, les hablaban de los



Cielos. Parece ser que desde los comienzos de la humanidad la importancia de los Cielos fue registrada en vuestra historia. Los antiguos manuscritos estaban llenos de información de los que venían de los Cielos. Recordad que no se viajaba mucho y tampoco se sabía lo que estaba pasando en cualquier lugar lejano. El gran entretenimiento de cada noche tenía lugar en el cielo. Aquellos que sabían traducir los movimientos en el firmamento hacían de intermediarios entre los padres estelares y la comunidad humana. Todo el saber que unía a vuestros antepasados con la Tierra tenía una importancia enorme. Todo esto, combinado con la Familia de Luz y sus desarrolladas habilidades de sanar y enseñar la frecuencia del amor, hicieron que aquellos tiempos fueran muy dinámicos. Saber todo esto liberaba, como es natural, a la gente, pero a pesar de ello muchos temían su poder y se cargaron con la vibración del miedo. Las autoridades de aquel entonces —el Viejo Orden Mundial, el Imperio Romano— persiguieron a los miembros de la Familia de Luz y les mataron En los comienzos de la cristiandad hubo muchas facciones opuestas. Nadie se ponía de acuerdo sobre qué era qué y se difundieron enseñanzas diametralmente opuestas ya que no hubo un solo maestro sino muchos. Actualmente también tenéis muchos maestros aunque algunos de vosotros estéis buscando a un maestro único. Todos tendréis que reclamar vuestro poder para enseñar. Después de dos mil años os habéis convertido en el producto del miedo que hay almacenado en vuestras células, el miedo de abriros a una nueva manera de ser, de ser todopoderosos. Vuestros antepasados tenían miedo a los gladiadores, a ser torturados y crucificados. Todos aquellos que insistían en sus propias creencias tuvieron que enfrentarse a estos horrores. En todos los países y rincones de la Tierra, vuestra historia está repleta de luchas en torno a qué dios era Dios, qué creencias eran las verdaderas, quiénes eran los infieles y quiénes eran los justos. Ahora, si contempláis esta historia desde una perspectiva más amplia, seguramente os asaltarán sospechas. ¿Cómo es posible que un mismo modelo pudiera llegar a ser tan predominante en todo el mundo? ¿Por qué nos encontramos siempre con gente que está luchando en pro de su verdad, su Dios? Un Dios que supuestamente se basa en el amor, pero se trata obviamente de un amor fuera del 'sí mismo'. Vuestra gran solución consiste en amaros a vosotros mismos e irradiar esta frecuencia a vuestro alrededor, pase lo que pase. Si hacéis esto, muchas puertas se abrirán y muchas probabilidades no deseadas simplemente pasarán de largo, como un pájaro alado. Hoy os enfrentáis a una oportunidad que ya se presentó en otra ocasión. Las experiencias de todos vuestros antepasados están impresas en la conciencia de la especie humana. Un cambio de Era siempre lleva implícito una gran oportunidad. ¿Qué haréis con ella? ¿Reclamaréis vuestro poder? ¿Reclamaréis lo que está en vuestros genes? Si examináis mentalmente vuestro pasado, puede que aparezca el recuerdo de otro punto en el calendario, una época exactamente opuesta a la actual en la gran precesión de los equinoccios: el ciclo de los veintiséis mil años o la rotación completa de la constelación zodiacal en el cielo. Pues bien, hace aproximadamente trece mil años, según el calendario de precesión, hubo otra importante época de ilustración. Una época en la que el poder debía haber sido entendido, una época que vosotros recordáis como la decadencia total de una civilización muy antigua, una época regia, incapaz, sin embargo, de manifestarse por estar basada en el egoísmo. En la Atlántida nadie daba importancia al amor ni lo entendía como una de las posesiones más grandiosas. Examinad lo que os sugiere su experiencia de hace trece mil años ahora. ¿Qué memorias resuenan en los pasillos atlantes? La cultura atlante llegó a todas partes. Sus habitantes eran conscientes de sus destrezas tecnológicas y también consideraban que el éter era un mundo invisible de espíritus, un mundo al que uno podía viajar y del cual se podía extraer energía. Comprendieron el poder de los cristales y de la mente. Más que esto, entendieron el control mental, ya que la habilidad de controlar la mente de otro ser humano viene de lejos. Parece ser que vosotros habéis desarrollado vuestra propia perfección en este campo, ahora, a finales del Siglo XX Tierra; sin embargo, esta práctica ya fue registrada en los primeros anales de la existencia y algunos ya lo saben y lo recuerdan. Las pruebas a las que os enfrentáis hoy como especie humana no sólo consisten en retos que os plantea la tercera dimensión, aunque habrá bastantes. Vuestra oportunidad radica en la comprensión de que a lo largo de los ciclos de la existencia, reviváis etapas en el tiempo que debéis aprovechar para conseguir algo único. Os ha llegado el momento de reconocer vuestros poderes y vivir en el Ahora. Vivid por la libertad puesto que la cantidad de libertad de la que disfrutéis dependerá de vuestra responsabilidad. Si no sois capaces de responder, os encerraréis en un capullo al igual que un gusano de seda, en una red tan enmarañada que no conseguiréis salir de ella con facilidad. Como Familia de Luz os decimos: observad lo que hay en vuestro interior. La historia de este mundo muestra que las personas que osaron pensar libremente fueron castigadas. Vivís en un mundo en el que se os 'vendió' en un momento determinado la siguiente verdad: 'la Tierra es el centro del universo. ¡Y los que no comulgan con esta idea serán quemados en la pira!' Actualmente os enfrentáis a un cambio similar de percepción. ¿Expandiréis vuestra visión más allá de lo que pensáis? ¿Tendréis el valor de manifestar y vivir vuestra verdad? El amor que surge de dentro es esencial para lograr esta innovación. La vida recobra sentido cuando os dais cuenta de que vosotros mismos elegís quienes sois. Sois seres multidimensionales y hay muchos 'vosotros' que debéis reconocer. Hay versiones de 'vosotros' de hace unos cuantos miles de años, otros que datan de hace trece mil años. Tanto unas como otras han saltado a esta realidad para acumular vivencias. Si resulta que os encontráis con que no habéis vivido en aquellas épocas, entonces, tal vez, es vuestra mente la que ha viajado a las bibliotecas del tiempo, allí donde existe todo simultáneamente, un lugar donde los portales se abren como si fueran un vídeo proyectado sobre la pantalla de vuestra mente, mostrándoos viñetas de lo que sucedió para que podáis encontrar sentido a lo que sois ahora.



Vuestro mundo puede parecer desconcertante. Puede que tengáis la sensación de que hay demasiadas cosas que integrar y os preguntéis: "¿cómo es posible encontrarle un sentido a todo esto?" ¡Es posible! ¡Lo encontraréis! ¡Es imprescindible que lo hagáis! Estáis aquí para cartografiar un territorio desconocido y para explorar una oportunidad sin nombre. Cumpliendo con esta tarea realmente podréis descubrir una de vuestras habilidades más importantes: vuestra habilidad de crear. No sois víctimas. No tenéis mácula. No necesitáis autoridades. Y nadie tiene que salvaros. No tenéis por qué memorizar nada de lo que hay en los libros. Pero sí tenéis que aprender a utilizar el poder de vuestra voluntad e intentar descubrir el maravilloso florecimiento y la exuberancia de la vida que está teniendo lugar en vuestro ahora. A vuestro mundo le fueron 'vendidos' la separación y el sinsentido de la vida; con tantos pecados, cielos e infiernos, resulta sorprendente que todavía haya alguien que tenga ganas de nacer. Sin embargo, aquí el amor existe en una forma que va mucho más allá de lo que podríais experimentar en cualquier otro lugar. Lo esencial de vuestro destino es convertir el mundo entero en una frecuencia de amor y nosotros estamos aquí para ayudaros durante este proceso, pero no podemos hacerlo por vosotros. La verdad sea dicha, lo único que podemos hacer es entreteneros, daros ideas y, en el mejor de los casos, hacer de catalizadores. Vosotros sois los hacedores, creadores y constructores definitivos. Conforme aprendáis más sobre el control mental y sus muchos niveles de influencia, os daréis cuenta de que sois fácilmente controlables ya que no estáis dispuestos a asumir el mando. Os encanta que os den las ideas hechas porque así no tenéis que pensar. Os encanta que os digan lo que tenéis que hacer. Navegáis por Internet y no tenéis ni idea de que los conceptos que os transmiten, os encierran en un pensamiento limitado. No os dais cuenta de que vuestros genes pueden ser manipulados telepáticamente. No es fácil de hacer, pero se hace, sobre todo al comienzo de una Era y al final de otra. La ola de energía que procede del espacio para despertaros suministrará grandes cantidades de poder. Pese a ello, si seguís entregando vuestro poder a los demás, viviréis una de las tiranías más tremendas que el mundo haya conocido, una tiranía que llegará hasta tal extremo que, incluso, colonizará el espacio en un momento dado. Estamos hablando de una tiranía encubierta y que ya existe actualmente y que ya ha colonizado el espacio en secreto, pero vosotros no sois conscientes de ello porque os cuentan una historia que sólo es parte de la verdad. El espacio ha sido colonizado y gente de vuestro planeta ha estado allí fuera durante mucho tiempo -en la Luna, en Marte y más allá. Los planetas, igual que vosotros, están vivos; son seres electromagnéticos que ejercen una influencia sobre vosotros y en estos tiempos es esencial que volváis a reconocer la importancia de los Cielos. Se ha colocado un sudario oscuro sobre vuestra consciencia. A vuestro alrededor se ha extendido una increíble oscuridad, una oscuridad tal que muchos tenéis auténtico miedo a vivir. Vuestros cuerpos están llenos de cáncer, estrés y polución ya que habéis sido preparados a lo largo de los años para el miedo y habéis atraído energías negativas de otros reinos. Estos espíritus de energías inferiores se alimentan de vuestro miedo. ¡La realidad se refleja a sí misma! El marketing en pro del miedo ha sido masivo: gracias a datos que no significan nada y a una forma de vivir sin sentido, habéis atraído a aquellos que chupan vuestro poder; vampiros y parásitos que son totalmente invisibles para vuestra capacidad perceptiva. Pero a pesar de ello, absorben vuestra vitalidad porque no estáis determinados a reclamar vuestra autoridad. Os diremos, queridos humanos, amaos a vosotros mismos, conceded valía a lo que sois. Amaos mientras avanzáis y comprendéis las incoherencias que actualmente se extienden por todas partes y que implican la decadencia de vuestra civilización. Cambiando vuestra percepción, seréis capaces de reconstruir vuestra civilización, una civilización basada en la valía de toda la vida y en el respeto por ella incluyendo a vuestros antepasados ancestrales, vuestros padres multidimensionales y vuestros 'sí mismos' que se reencarnan. Una vez que descubráis quienes sois, os daréis cuenta de que todo esto son facetas del mismo diamante. La sanación está a la vuelta de la esquina aunque al principio pueda parecer que el mundo se esté haciendo pedazos. Sólo después de la destrucción puede comenzar la reconstrucción. Nuestras palabras os transmiten una energía que os conducirá al siglo XXI, creando una cierta clase de puente, un puente construido en vuestras mentes y basado en la verdad. Sólo vosotros podréis averiguar qué es la verdad para vosotros. Recordad, que sea cual sea la verdad que elijáis, ésta será la que se manifieste. Hace dos mil años, la Familia de Luz dijo: "Tal como piensas, así será. Trata a tu prójimo como quieres que te traten a ti". Esta enseñanza vuelve a estar vigente. ¿Volveréis con los gladiadores? cuando la Familia de Luz vuelva en esta ocasión. ¿O bien os astillaréis, fracturaréis y lucharéis entre vosotros? ¿Volveréis a discutir quién es quién y qué es qué? Podríais hojear los viejos registros de vuestras células y decir: "Ah, hemos estado aquí antes y hemos visto que la última vez dejamos pasar una gran oportunidad. Hemos creado miedo y dolor y dos mil años de separación para los humanos. Y toda la grandeza de la época no sirvió de nada." En esta ronda ¡elevaos! Tenéis una nueva oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Os rogamos, por favor, hacedlo con valentía y humor. Aceptad todo lo que creáis con coraje. Pensad en vuestros antepasados, vuestro linaje de sangre y las limitaciones que ellos tuvieron que soportar. Después recordad que sois luz y reconoced también la luz de vuestros antepasados, ya que de alguna manera siempre ha habido un 'algo' que ha sostenido la gente. Visualizaos apartados del vivir cotidiano, contemplando la Tierra a través del tiempo. ¿Podéis ver las debilidades y estupideces de la raza humana, pero también sus victorias? Si fuérais estudiosos de la Tierra y tuvierais que confeccionar una lista de las victorias de la humanidad, ¿qué anotaríais? Y si tuvierais que confeccionar una lista de las victorias de vuestras propias vidas ¿cuáles serían?

 
Intentad encontrar algunas. Os diremos que las verdaderas victorias siempre contendrán la vibración del amor. Todo el saber del mundo no puede igualar la frecuencia del amor. A pesar de estar conectados a un Todo, este Todo está dividido en muchas partes y éstas vibran ahora con dificultad porque están separadas. Sucede con frecuencia que estas partes prefieren estar separadas ya que les hace sentirse más poderosas. En esto consiste el dilema al que la Familia de Luz ha de enfrentarse. ¿Cómo se puede compartir el poder con todo el mundo? ¿Por qué la rama, llamada Familia de Oscuridad ha acumulado aparentemente más poder que Familia de Luz? ¿Por qué la Familia de Luz, a veces se siente víctima? ¿Por qué la Familia de Oscuridad tiene dinero, riquezas, prestigio, las conexiones interdimensionales y los secretos? Vosotros sabéis que sólo unos cuantos gobiernan vuestro mundo y lo han hecho durante mucho, mucho tiempo. Unos pocos que están por encima de las masas. Como ya hemos mencionado, los Dioses vinieron hace eones y se emparejaron con los humanos; hicieron una parada aquí, se quedaron durante unos cuantos cientos de años y luego desaparecieron. Dieron comienzo a un linaje de sangre azul, que insinúa una unión estelar con los Cielos. Debido a que todo pasa de ancestros a ancestros, aquellos que rastrean su linaje de sangre y reclaman un linaje celestial tienen mucho cuidado en quedarse entre ellos. Por regla general no dispersan su vibración o semilla ancestral entre sus súbditos. Forman un grupo selecto, una cábala y dirigen el mundo en secreto. A algunos de ellos les conocéis, a otros no. Cuando vinieron los Dioses, establecieron una jerarquía de presidentes y papas, reyes y reinas, príncipes y princesas y patriarcas. Hay gente que sabe mucho de la historia planetaria e intuye que es verdad que otra forma de inteligencia ha estado comunicándose con vuestro mundo durante eones, sin embargo, se guarda este conocimiento para sí ya que se les instruyó para ello. Pero la verdad es que los Dioses no se han marchado; simplemente están durmiendo una siesta. El tiempo es diferente para ellos y por ello parece que os han olvidado, pero no es así. Están aquí y por eso es importante que despertéis. Debéis preguntar: "¿Quiénes son los Dioses? ¿Quiénes son estas fuerzas invisibles? ¿Quiénes forman parte de la Familia de Luz? ¿Quiénes pertenecen a la Familia de Oscuridad? ¿Quiénes son los Dioses de la Familia de Oscuridad? ¿Quiénes son los Dioses de la Familia de Luz? ¿Quiénes son las Diosas de todos? Y ¿qué lugar ocupo yo en todo este proceso?"

0 comentarios:

Publicar un comentario