sábado, 20 de enero de 2018

pleyadianos familia de luz Capitulo 04- Nuestra gran herencia




Cuando nosotros os hablamos de este gran Libro de la Tierra, queremos que comprendáis que la fuente de estas historias, ricas y vivas, está guardada en los anales de vuestros genes. ¡Ojalá pudierais leerlas! No queremos que tengáis la sensación de que nosotros tenemos acceso a un conocimiento que os está vedado. Todo lo que queráis saber puede ser descubierto por el mero hecho de aprender a utilizar el gran ser biológico que sois. Mientras habéis estado leyendo nuestros cuentos y relatos sobre vuestra historia, habréis notado que saltamos de un lado a otro, hablando un poco de esto y un poco de lo otro. Lo hacemos intencionadamente para que no creáis que vuestro pasado se despliega de forma lineal. Queremos que descubráis de una manera distinta, una manera que puede parecer fortuita y desordenada, quiénes habéis sido y quiénes son vuestros antepasados.








Cuando hojeamos el Libro del Tiempo, vemos los puntos claves de sutura donde se construyen siempre los puentes durante el cambio de las Eras. Vosotros os encontráis en uno de esos puntos y al entender vuestro ser físico, vuestra estructura biológica, también vosotros seréis capaces de acceder a los puntos de vista y al panorama que vemos nosotros. Hemos hablado de vuestros antepasados, explicando que también ellos han tenido que enfrentarse a muchas pruebas y tribulaciones. Es importante que estudiéis vuestro árbol genealógico mientras aprendéis más sobre vuestra identidad, sobre lo que valoráis y quiénes creéis que sois. El potencial de crecimiento interior procede básicamente de los materiales de fundación de vuestro verdadero origen. Parte de la oportunidad concedida en el paso de la Era de Piscis a la Era de Acuario, consiste en la posibilidad de saltar del pensamiento lineal a una vida multidimensional. Si se os empujara repentinamente desde una Era a otra, vuestro sistema nervioso sufriría un 'shock'; no obstante, la habilidad de transformar vuestra realidad, cambiando vuestras percepciones, es inherente a la línea de sangre de vuestro linaje ancestral. A finales del siglo XX Tierra, estáis redescubriendo los fenómenos psíquicos, el factor PES 3, como lo llamáis vosotros, y lo que los paganos y brujas conocían como Espíritus del Éter. Los líderes religiosos que organizaron y os 'vendieron' su versión de Dios siempre han mantenido que los poderes psíquicos eran cosas del Demonio ya que no querían que la gente común adquiriese semejantes poderes. A lo largo del tiempo, vuestros antepasados eligieron el miedo y la fe en una autoridad fuera de ellos, abdicando no sólo del pensamiento propio, sino también del sentido común. Todo este saber está almacenado en vuestra linaje sanguíneo. También la Biblia afirma que la especie humana fue creada por un Dios Hebreo en el año 4000 a.C., aproximadamente, no obstante, muchos años antes los verdaderos Dioses, vuestros padres/creadores antiguos, aterrizaron aquí procedentes de todas las partes de la existencia. Su semilla y sus ideas han sido transmitidas a través del tiempo y los rastros de su estancia aún pueden ser encontrados en la mayoría de los lugares de vuestro planeta: En América del Norte y del Sur, Australia, Indonesia, Asia, la India, Europa y África. Las masas de tierra han cambiado su configuración y se han movido con el tiempo. Vosotros creéis que estos movimientos sucedieron de forma gradual pero hoy en día esta teoría está perdiendo adeptos ya que la Tierra está transformándose constantemente en el ámbito geofísico y energético. Nadie sabe muy bien qué pensar de todo esto, porque en la mayoría de los casos elegís creer la versión oficial de la 'verdad'. Vuestra experiencia perceptual os dice que el cambio gradual es la regla y ni siquiera os podéis imaginar el conocimiento que tuvieron vuestros antepasados. Ellos eran perfectamente conscientes que en un instante podían ocurrir cambios repentinos, traumáticos y sorprendentes y que por consiguiente no se pueden hacer planes para lo imprevisto. A pesar de que vuestros antepasados lejanos tuvieron un mayor grado de comprensión del uso de su cerebro, esto no significa que utilizaran su capacidad total. Sencillamente utilizaban los hemisferios derecho e izquierdo de forma más equilibrada, lo utilizaban como herramienta de supervivencia. A lo largo de los últimos miles de años, se os ha disuadido de usar el hemisferio derecho o intuitivo, de vuestro cerebro. Poco a poco os habéis vuelto lineales y utilizáis preferentemente el hemisferio izquierdo. La civilización occidental, en la que esta predisposición está más extendida, está propagándose como un gran imperio por todo el globo, difundiendo la manera de funcionar desde el hemisferio izquierdo. Moverse de este modo, significa estar desconectado del sentido común y de una relación significante con la existencia. Saturada con 'secretos de familia y sociedades secretas, la civilización occidental esta llena de mentiras, engaños y manipulaciones que sólo son posibles porque vosotros habéis perdido la influencia equilibradora de vuestro Ser Superior. Debido a este desequilibrio vuestros métodos de computar el tiempo, incluyendo del sistema del carbono, son erróneos. No tenéis en cuenta otros factores como por ejemplo el hecho de que muchas energías tienen la habilidad de mutar y moverse a través del tiempo. El tiempo no es algo estático; es como un río que fluye continuamente —avanzando y cambiando y, a pesar de ello manteniendo su propia integridad. ¿Podéis entender la integridad de una gota de lluvia que cae en un río? Se mezcla y se funde pero siempre sigue siendo ella misma ¿o no? Si es parte del Todo ¿esta gota podría ser reconocida en cualquier segmento del río? Queremos 'estirar' vuestra imaginación para que entendáis el holograma en el que el Todo puede estar almacenado en un fragmento. Imaginaos una criatura, un ser tan inteligente, vivo y fuerte que pueda estar en todas partes a la vez. Su esencia es pura y responde a cada uno de los aspectos de sí mismo. Es una criatura que vibra de curiosidad y flexibilidad, las únicas características que permiten que uno sea moldeado y que, al mismo, tiempo también moldea. Debéis aprender a bailar con esta energía. Uno de los profetas de la pantalla plateada de vuestro mundo, Yoda, llama a esta criatura la Fuerza. Es un ser vivo e inteligente. Y, aunque esta Fuerza sea benévola, amable, amorosa y que nutre -el Ser más gentil que os podáis imaginar- también puede ser dinámica y feroz -oscura, violenta e incluso mala. Tiene todas estas facetas. A veces, os imagináis una existencia hecha de bondad, una Era dorada en la que todo es perfecto. No descartéis las heridas de la oscuridad que, tal vez, tardan en curarse. Tampoco descartéis las oportunidades de transformación para aquellos que están aquí para ser transformados. A muchos de vosotros os encantaría coger el mal y pisotearlo, machacándolo como si fuera una chinche. ¡Fuera! ¡Largo de aquí! ¡Vete a otra realidad! Eliminar la vida humana por el mero hecho de percibirla como

(N. del T.) Percepción Extra-Sensorial.

algo malo no os hace ningún bien. Después de todo, vuestra historia y vuestras experiencias están repletas de guerras, de una u otra clase: seres humanos que luchan entre sí por el derecho de decir su verdad y compartir sus percepciones. Y, algún que otro humano siempre se sentirá tentado de suprimir las ideas de los demás, el pensamiento de los demás. Esta actitud es uno de los principios fundacionales y reside en el núcleo de vuestro Ser. Hoy tenéis que aprender a respetar la integridad espiritual de otros -la gota de lluvia reconociendo al río- recurriendo a vuestra propia autoridad interna y desarrollando vuestro carácter a partir de ahí. Al aprender a explorar vuestro ser psíquico, comprenderéis que la 'conexión' se da gracias a la telepatía y que los Dioses siempre han usado la comunicación telepática con los seres humanos. Recordad que durante la Era de Aries, los Dioses fueron retratados mediante grandes estatuas y monumentos, todos ellos grandes estructuras hechas de piedra. Los constructores comprendieron bien la importancia del espíritu y sabían cómo utilizar el sonido para construir estas grandes edificaciones que representan a los Dioses. Durante la Era de Piscis, los Dioses se volvieron invisibles y se dijo que ya no estaban conectados telepáticamente con vosotros. Si vosotros opinabais de otra manera, se os quemaba en la pira o se os encerraba en los calabozos. Parece ser que la telepatía es un potencial 'peligroso' que acecha en vuestros genes; pero a pesar de todo, vuestros antepasados lejanos la usaban para atisbar a un punto distinto del tiempo, para viajar fuera del cuerpo y para ver el Ahora, el Pasado y el Futuro simultáneamente -para, en definitiva, viajar por el río del tiempo. Ellos entendieron el sonido, el poder de sus mentes y conversaron con los Dioses. Sin embargo, los Dioses les engañaron, como lo hacen muchas veces, y los seres humanos entregaron su poder y les adoraron en lugar de encontrar su sitio de igualdad entre ellos.

"¿Cuál es nuestro sitio de igualdad entre los Dioses?", os preguntáis ahora. "¿Cómo podemos ser iguales a los Dioses? ¿Tenemos que desarrollar nuestras habilidades telepáticas y de clarividencia, además de nuestras capacidades de telekinesia?" Es más fácil que todo esto: vuestra tarea consiste en vibrar de la mejor manera posible con amor. Amad a vuestros amigos y amaos a vosotros mismos, sed cálidos y armoniosos, buscad la paz interior. Esto en sí ya es una gran hazaña, una que la mayoría de vuestros antepasados no parecía lograr nunca del todo. Pero algunos sí pasaron la prueba, creando lo que vosotros llamaríais Utopía. ¿Dónde reside la Utopía? ¿Es posible que la Utopía exista en la línea del tiempo de la Tierra que vosotros conocéis? ¿O simplemente se nacería de su propia naturaleza debido a su natural tendencia de elevarse a una frecuencia superior? Todo cambia cuando empezáis a emitir vuestra propia frecuencia en lugar de absorber la frecuencia de vuestro entorno, cuando empezáis a imprimir vuestra intención al universo en lugar de recibir una marca o matriz de la existencia. Os encontráis en un espacio de veinticinco años y la raza humana se mueve sobre un terreno de pruebas, eligiendo un sendero probable en el gran Libro de la Tierra. Vuestros antepasados tenían tareas similares y, ahora, a estas alturas, también vosotros disponéis de muchos senderos en donde elegir. Os pedimos que os desarrolléis en la línea de un ser holístico, con las energías masculinas y femeninas equilibradas y en consonancia con los dos hemisferios de vuestro cerebro. Utilizad toda la vitalidad de lo que sois. Tomad consciencia que todo lo que vuestros antepasados han sido está guardado dentro de vosotros. Debéis avanzar teniendo en cuenta este conocimiento. Vuestros antepasados lejanos, anteriores a este ciclo de Piscis, siguieron los movimientos de los planetas y agradecieron las oportunidades que los Cielos les anunciaban. Sabían que seres inteligentes venían periódicamente de visita y que, en ocasiones, eran muy superiores a los humanos nativos de aquellos tiempos. Se os observa; se os sostiene. Hemos insinuado anteriormente que veintiséis mil años pueden ser equivalentes a un solo año para determinados seres, pero esto no significa que ellos sean superiores a vosotros, significa simplemente que ven la realidad desde otra perspectiva. En términos vuestros, estos seres son multidimensionales y saben cómo fluir según distintos calendarios y corrientes del tiempo. La mayoría de vosotros os regís por el Calendario Gregoriano, creado hace menos de cuatrocientos años. Durante aquel tiempo, los papas y otras autoridades acometieron ciertos ajustes y situaron todas las fiestas en la época de los equinoccios, solsticios y en las fechas que marcaban los días entre estos dos puntos. Poco a poco desaparecieron los marcadores del tiempo cíclico siendo reemplazados por iconos cristianos que desde entonces interceden por vosotros ante los Dioses. A pesar de que desapareció el significado más antiguo del tiempo cíclico, el conocimiento de ello se conserva en las profundidades de vuestras células; está aquí. Pero tenéis que retroceder mucho en el tiempo para encontrar un sentido aún más profundo. ¿Por qué marcaron vuestros antepasados el tiempo de esta manera? ¿Qué llevaban dentro que les ayudaba equilibrar la Tierra? ¿Es posible que haya sido el equilibrio entre la mente lógica y la parte intuitiva? ¿Es este el tipo de equilibrio que tanta falta os hace para desarrollaros mientras entráis en el siglo XXI? Vuestros antepasados vivían mucho antes del comienzo de vuestro calendario, incluso vivían antes de estas épocas que mencionamos. Sabían perfectamente que podían ocurrir cambios repentinos cada vez que comenzaba o finalizaba una Era y también eran conscientes de que las Eras retrocedían en el ciclo zodiacal para crear los grandes ciclos del tiempo. A lo largo del Gran Año, los 26.000 años de la precesión de los equinoccios, l os ciclos siguen moviéndose y cambiando y la existencia sigue expandiéndose estando disponible y presente en cualquier lugar. Los Dioses os separaron debido a la necesidad de experimentar con vosotros y observaros. Por esta razón existen distintas razas en vuestro planeta. Procedéis de familias genéticas y fuisteis sembrados por coaliciones, acuerdos y comités de diversos seres estelares. Algunos os consideran un almacén biológico y otros muchos
os ven como ratones de laboratorio que sirven para ser estudiados, manipulados y cambiados. Esto no suscita sentimientos demasiado agradables ¿verdad? Pero también hay otros que os ven con buenos ojos y con la mejor intención, observan cómo florecéis y os aceptan por lo que sois. Otros, aún, os ven como niños que necesitan padres y están aquí para apoyaros, no para castigaros. Ellos quieren ayudaros para que aprendáis vuestras lecciones con amabilidad al igual que lo harían padres amorosos. Son padres que piensan que es importante estar con sus hijos y comunicarse directamente con ellos —de la misma manera que lo hicieron los antiguos— en lugar de aparcarlos delante de un 'tele-maestro' electrónico como lo hacen los padres modernos. En este período de veinticinco años, gente de todas las culturas del globo entero, de todas las estirpes genéticas, empezará a darse cuenta de que actualmente se os presenta una oportunidad única, un momento fugaz. Para vosotros este momento se alarga de segundos a minutos, de minutos a horas y de horas a días; es una de las maravillosas características de esta época. El pensamiento lineal y la experiencia lineal os tienen atrapados, ya que así lo manda el tiempo actual. Sin embargo, una percepción multidimensional os permite vivir en muchas líneas y corrientes del tiempo. El tiempo puede pasar rápida o lentamente, puede, incluso, pararse. Aquellos que vosotros llamáis Dioses y Diosas son multidimensionales. Algunos de vuestros antepasados también lo fueron, pero debido a la manipulación de las mentes se eligió el miedo y la vida multidimensional fue abandonada. Al final de una Era y el comienzo de otra surgen muchos dilemas y las herramientas para sobrevivir, para proseguir con una civilización y continuar con la vida de uno mismo son puestas en duda. Hoy se os desafía para restablecer una cultura importante, una cultura en la que la vida es valorada nuevamente y en la cual se honra a los padres ya que gracias a su unión todos vosotros habéis nacido. Cuando empecéis a dar crédito a vuestro ser biológico, comprenderéis que dentro de vosotros vive un espíritu muy refinado, más valioso que cualquier cosa que vosotros podríais crear jamás, un espíritu que no tiene precio, una llama de luz que brilla como una joya -una esmeralda o un diamante- de tantas facetas resplandecientes que, al mirarla, parece crecer. Vosotros, sin embargo, insistís en olvidaros de vuestro valor, incluso, os negáis a creer en él, diciendo:
"Esto no es lo que dicen los libros de historia; seguramente os estáis burlando de nosotros." Hasta sospecháis que os estamos piropeando, halagando. ¿Seres humanos tan valiosos que no tengan precio? ¡Sí! ¡Vosotros! La realidad hace de espejo. El Creador, al que nosotros os pedimos contemplar, está en todas las cosas. Se diversifica y se permite a sí mismo ser todo, todo lo que ha existido en el pasado y todo lo que existirá. Semejante inmensidad es, en realidad, un campo unificado de amor y cuando en verdad comprendáis este hecho, viviréis la vida relajadamente. Si construís el fundamento para vuestro desarrollo con estos principios y si cada día vivís según ellos, entonces heredaréis de verdad y reconoceréis que tenéis un valor que no tiene precio. Todo esto es cierto, pero no penséis que se os darán las cosas hechas. Uno de los aspectos más generosos de la fuerza creativa es que permite que os desarrolléis en cualquier forma que elijáis, podéis sentiros aislados o conectados, según vuestro antojo. Vosotros mismos sois la fuerza creativa: un ser inteligente, biológico, siempre presente, escogiendo los lugares que le apetecen y las épocas que le estimulen. En tiempos pasados, las civilizaciones existían durante cien mil años, algunas incluso duraban más aún. Crónicas de civilizaciones utópicas están cinceladas en los anales de vuestra memoria y en misteriosos escritos antiguos, guardados celosamente por sociedades secretas. Vuestros antepasados siguieron anotando calladamente todas estas historias; disimulando el conocimiento antiguo en el arte, la música y en piedras talladas. Las Utopías, tal como las entendéis vosotros, serían lugares donde los humanos y los seres multidimensionales trabajarían conjuntamente para elaborar un plan e instalar una determinada frecuencia armónica. Pero lo habitual en vuestro mundo es que os destruís los unos a los otros. Os mezcláis y fusionáis debido a guerras de conquista en las que castigáis a aquellos que están en el último peldaño de la escalera o arrasáis con un montón de seres humanos para que otro montón de seres humanos se sienta importante. Pero la posibilidad de unirse pacíficamente siempre ha existido, lo que sucede es que la habéis elegido raras veces. Esta claro que algunos prefirieron la vía afable, de otra manera ya os hubierais aniquilado, pero aún así, vuestra historia es un acopio de civilizaciones muertas. Empero, las Utopías están más que vivas. Si bien todo puede ser localizado en la corriente del tiempo, las Utopías nunca llegan a un fin. En todo caso podrían pararse en un momento dado. No obstante, las energías colectivas de las Utopías, en ocasiones aprenden a manejar sus frecuencias con tanta destreza que continúan integrando más y más energías; y conforme siguen vibrando, aparentemente desaparecen, según vuestra interpretación, claro. Elevan su frecuencia de compatibilidad y compasión -formas de tolerancia- a un lugar desde donde pueden ver la perfección de la luz y de la oscuridad. Ellos no son, en términos vuestros, sólo luz y esto es cierto; han integrado el supuesto lado sombrío y trabajan continuamente para transmutarlo. Permiten que haya portales de sanación para que las energías oscuras entren en su mundo y éstas vienen para ser transmutadas. ¿No os parece un concepto interesante? Este ejemplo podría considerarse una forma de Utopía, un espacio que existe en un estado permanente de 'no juzgar'. Ahora os diréis: "Vamos a ver, si este lugar utópico esta lleno de luz y se permite que haya un portal para que la oscuridad pueda entrar en un salto ¿se transformaría todo en luz?" Esto es un tema importante sobre el cual debe reflexionarse. ¿Cuánta oscuridad debe ser transmutada? ¿Cuánta supuesta maldad existe en el mundo? ¿Es cierto que la oscuridad necesita ser transmutada? ¿Si la oscuridad busca convertirse en luz, en qué se convierte la luz? Puede que estas culturas utópicas hayan conseguido reciclar tanto la luz como la oscuridad y que hayan encontrado el equilibrio. También vosotros debéis encontrar el equilibrio. Cuando
exploráis las profundidades de vuestro espíritu, resulta que sólo queréis encontrar las historias bonitas, los cuentos de luz. La Tierra tiene necesidad que la sanación obtenga una gran victoria. Vosotros tenéis el potencial de conseguir y transmitir la frecuencia del amor que cambiará todo, que unificará la existencia y servirá como espejo del gran Creador. En esto consiste vuestro potencial actual. Si cada uno de vosotros emitieseis una onda de pensamiento creativo inteligente desde el vórtice de la Tierra hacia toda la existencia, la diferencia sería notable. Haced saber a cada persona y a cada cosa que el amor es posible, que estáis vivos de verdad y orgullosos de ello. Cuando estéis unificados en una sola raza humana, las puertas se abrirán para que podáis encontraros con vuestra familia de igual a igual y vuestra conexión psíquica funcionará a la perfección para que no haya lugar al engaño, la falsedad o el fraude. Os rogamos que aprovechéis esta posibilidad, que profundicéis en vuestro espíritu y que sembréis en el núcleo de vuestro Ser una nueva probabilidad, eligiendo bien entre las muchas que existen. Seleccionad para vosotros la posibilidad de ser seres increíblemente valiosos, elegid un estado de ser en el que el saber os permita vivir cómoda y relajadamente. Gracias a la vibración del amor, el propósito del plan y sus conexiones se vuelven más visibles. Y, de este modo, podréis entender que la oscuridad realmente sugiere la existencia de la luz. La perfila, dándola forma y definición. Para estar más tranquilos con quienes sois, visualizad el número 8, tumbado de lado, encima de vuestros ojos con un equilibrado flujo de energía moviéndose de un lado a otro. Si queréis saber algo, visualizad esta figura encima de vuestros ojos y moved la energía una y otra vez; después visualizáos a vosotros mismos en el punto donde se cruzan las líneas, plantead la pregunta y esperad a ver lo que aparece. Esta técnica procede del Libro de la Tierra que usaron vuestros antepasados. Ellos equilibraban ambos hemisferios del cerebro y luego centraban su atención en la zona que vosotros llamáis tercer ojo. Utilizad el poder de la chispa vital para imaginar y crear, y recordad que vuestros antepasados, en verdad, hablan a través de vuestra sangre. Este y otros misterios han servido de base a muchas sociedades secretas ya que sólo se pueden guardar los secretos mientras las habilidades psíquicas de los demás aun están dormidas. Para acabar con el secretismo y engaño en la Tierra, cada uno de vosotros debe reclamar su gran herencia, su habilidad de sentir. Debéis tener compasión por vuestros antepasados de los últimos miles de años, cuya marca del miedo lleváis ahora como una gran armadura. Recordad que la prueba de todas las eras siempre tiene que ver con la elección de producir la frecuencia del miedo o la frecuencia del amor. A lo mejor vosotros mismos os convertiréis en uno de los mundos utópicos, un espacio en vuestra mente al que sólo pueden entrar determinadas frecuencias. Ningún 'saltador en el tiempo', y no importa lo poderoso que sea ni cuán exacto sea su modelo de coordenadas, puede entrar jamás en una línea utópica del tiempo. Estas líneas son, en términos vuestros, sacrosantas, secretas, y sólo permiten la entrada a vibraciones apropiadas. Este concepto es muy importante y debe ser bien entendido, ya que durante algún tiempo podréis crear esta vibración, esta frecuencia, aquí en la Tierra. Tenéis que aprender a encontrar lo que tenéis en común los unos con los otros para luego uniros. Aprenderéis que aquello que parece tiranizaros, ya sea desde dentro o desde fuera, realmente existe para poneros a prueba. ¿Qué frecuencia produciréis? ¿Quiénes seréis? Cuándo hayáis aprendido a producir una frecuencia de amor y la cultivéis y ella os sostenga de forma continuada ¿la compartiréis con los demás? ¿O escribiréis sobre sus secretos en vuestros libros, igual que hicieron algunos de vuestros antepasados, para luego guardarlos bien escondidos? Enterrados en las diversas estructuras continentales de vuestro globo hay muchos artefactos, muchas pistas y oportunidades para alcanzar una visión más completa de vuestros orígenes. A lo largo del tiempo se han descubierto muchos artilugios, pero muchos de ellos no encajan en vuestro concepto secuencial del pasado. Como ya hemos dicho, habéis desarrollado el pensamiento lineal y habéis desterrado el conocimiento de la vida cíclica que no sólo subraya el significado de los Cielos sino también sirve para describir mejor el tiempo que fluye como un río, moviéndose y moviéndose y moviéndose. Algunos artefactos parecen engaños, anacronismos encontrados donde no pintaban' nada, pero ahí están. Estos objetos fuera-del-tiempo van desde pisadas humanas al lado de huellas de dinosaurios preservadas en piedra hasta pisadas humanas gigantescas y esqueletos que miden veinte pies o más, pasando por jarrones y copas, baterías, joyas y bolas esféricas -por nombrar sólo unos cuantos. Toda clase de inventos han sido encontrados enterrados en el suelo cuando la gente minaba la tierra para extraer minerales, cuando excavaba ruinas o, simplemente, cuando construía carreteras. En ocasiones, estos objetos fueron encontrados por alguien que buscaba antigüedades y otras veces aparecieron como por arte de magia. Algunos, incluso, fueron encontrados encastrados en capas de piedra de miles de años de edad. Estos descubrimientos no se publican en los periódicos, naturalmente. La idea de encontrar objetos tan sofisticados como los que se fabrican hoy en día, enterrados entre capas de tierra que tienen millones de años no es compatible con vuestra visión de las cosas. Vuestras creencias os ciegan y os cierran. Os halláis en un estado de negación y, sin embargo, como especie habéis sido programados para vivir bajo el control mental. Cuanto más os aferréis a un sólo mundo lineal, cualquier cosa y todas las cosas que existen fuera de vuestra línea de tiempo serán borradas. Vosotros las descartáis, metiéndolas en las carpetas del país del 'nunca jamás' de ideas sin fundamento, pensando: "Esto no es lo que me enseñaron o lo que me contaron." Como es natural, estos objetos están siendo estudiados y, a veces son entregados a museos o coleccionistas de objetos fuera-del-tiempo. ¿De dónde creéis que proceden estas cosas? Lo cierto es que la Tierra existe desde hace billones de años y muchas civilizaciones han existido aquí desde el principio, sembradas y guiadas por diferentes seres celestiales que viven el tiempo desde una

 
perspectiva distinta. Además, existen los 'saltadores en el tiempo' que pueden irse de una sección del tiempo a otra. Estos saltadores en el tiempo entran en él para cambiar la historia, pero como ya hemos dicho, no todas las porciones del tiempo son accesibles para ellos. Vosotros también sois viajeros en vuestro planeta, pero no podéis ir a todos los lugares. Cada vez que viajáis a un sitio nuevo, tenéis que tener la moneda adecuada, aprender el idioma y las costumbres. Muchos factores se ponen en juego cuando viajáis por vuestro planeta. Sin embargo, para los saltadores en el tiempo, aún hay más cosas a tener en cuenta. Ellos tienen una visión multidimensional de vuestro mundo y de toda la existencia. No son lineales como vosotros; a los seres lineales, en ocasiones, se les 'funden los plomos' si experimentan un salto en el tiempo. En vuestro planeta se han dado casos de gente que andaba por la calle y, de repente, se deslizó a otra sección del tiempo, a veces, incluso, hasta el lado opuesto de dónde vivían. La gente puede cambiar fácilmente de dimensión, si bien no es común; pero esta experiencia ciertamente es más habitual de lo que vosotros queréis reconocer. Mucha gente ha tenido estas experiencias, pero no habla de ellas porque tiene miedo. En otros tiempos, cuando había menos libertad de expresión, si alguien hablaba de semejantes cosas, se le encerraba y se le tachaba de loco. El cambio de vivir de manera lineal a vivir de manera multidimensional está 'estirándoos' a cada uno de vosotros. Permitíos cambiar de marcha en caso de que ocurra, diciendo: "Es verdad, puedo seguir siendo yo sin perder mi integridad mientras veo y participo simultáneamente en otra realidad." Todo esto se puede conseguir con vuestro ser biológico. Los saltadores en el tiempo pueden adoptar toda clase de formas y tamaños y pueden simular una gran variedad de cada aspecto de la existencia. En la Tierra, en la época en la que vivís -final-del-siglo-XXcomienzo-del-siglo-XXl-Tierra- existen sin lugar a dudas saltadores en el tiempo. En vuestro planeta Tierra se ha estado manipulando el tiempo desde hace siglos y lo cierto es que vuestro actual experimento con el tiempo comenzó, como ya dijimos, hace aproximadamente un siglo. Siempre han existido personas que han utilizado su mente para hacer alguna que otra 'chapuza con las energías electromagnéticas que afectan al tiempo. "¿De dónde sacaban sus ideas?" Os preguntáis. Recordad que los invisibles están por todas partes; vuestro mundo está lleno de seres multidimensionales. Pensáis que los Dioses se han marchado, pero ya os hemos dicho que simplemente están durmiendo una siestecita o, tal vez, están jugando al escondite con vosotros. Con el tiempo, la gente empezó a temer sus habilidades interiores y así perdieron su unión natural telepática con los Dioses. Es importante que salvéis esta brecha mientras aprendéis a salvar al mismo tiempo la brecha en vuestro cerebro, es decir, debéis unificar vuestros dos hemisferios. El resultado será una sensación de estar entero y de vivir plenamente, y os permitirá retomar la comunicación con vuestro Creador, grupo, familia y amigos; al mismo tiempo dominaréis las señales electromagnéticas que no son más que energías invisibles que pretenden confundiros y detener el gran despertar de vuestros talentos y vuestro intento de recobrar vuestro indiscutible valor. Es cierto, se está liberando una gran batalla, una lucha por las almas, espíritus y cuerpos de la especie humana ya que el núcleo de vuestro Ser es tan vital que muchos lo quieren para sí. Manteneros en la ignorancia, sobre todo en el pensamiento lineal, os obliga a producir una frecuencia de miedo en lugar de la frecuencia de vuestra propia herencia biológica natural, única en vosotros, y que es la vitalidad del amor. El amor no se encuentra en ningún sitio de la misma manera en que está almacenado en vosotros. Esto se debe a que sois parte de la biblioteca, pero también parte de un experimento que no tiene precio. Vosotros procedéis de seres que parecen expandir los mundos, que crean universos, seres tan ingeniosos que todo el tiempo existe para ellos simultáneamente. Ellos determinan el tiempo y guardan su rastro en forma de bocaditos de conocimiento por si acaso lo necesitan en un momento dado. Este comportamiento no es tan diferente del vuestro cuando ahorráis un dinerillo para los malos momentos. Son como ardillas que hacen acopio de nueces para poder alimentarse durante el invierno. Los Dioses guardaban su botín, lo ocultaban, lo escondían en un lugar secreto para hacer uso de él en caso de necesidad. No difieren tanto de vosotros ¿sabéis? En realidad, cuando hojeamos el Libro de la Tierra, vemos que todos estáis emparentados y ellos también lo están con vosotros. Sin embargo, para entender de verdad estos relatos debéis sentir, aunque fuera por un momento nada más, la separación que habéis creado: toda esta historia de 'o nosotros o ellos'. Lo ideal sería que al final de nuestros cuentos hubierais combinado e integrado todo y después, realizando un profundo suspiro de relajación, saber que las piezas del puzzle de vuestra vida encajan perfectamente. Los significados escondidos se harán visibles entonces y las desconexiones que sentíais anteriormente habrán desaparecido. En cuanto vuestra vida se convierta en algo significante, el nivel de estrés en el que vivís se reducirá. Como Familia de Luz se os exige conocer y comprender la visión panorámica de la existencia, una visión que demasiados pocos humanos entienden y mantienen en estos momentos. El Libro de la Tierra comenzará a cobrar vida ante vuestros ojos, en vuestra memoria y en vuestras barrigas; la barriga en realidad es el cerebro primario del cuerpo. Empezad a confiar en vuestra barriga. Daos cuenta de que vuestra parte intuitiva percibe las cosas ahí. Tenéis que aprender a utilizar el cerebro completo de vuestro cráneo pero también el de vuestra barriga, el lugar del sentir, y desde el cual identificáis al mundo exterior y os relacionáis con él. Esta es la clave para producir la frecuencia del amor. Si no os permitís ser íntegros con vosotros mismos y trabajar honestamente con las cosas sencillas de la vida ¿cómo vais a poder producir amor? En lugar de amor produciréis resentimiento porque no pensáis lo que decís. ¿Entendéis esto? Al nombrar y trabajar con los sentimientos que surgen en este centro, siempre podréis volver al amor si encaráis lo que en realidad ocurre. Vuestros antepasados se han enfrentado muchas veces a este reto cuando trataban con los Dioses que vinieron aquí y pretendían ser una fuerza de cambio para los humanos. Siempre, y ya lo hemos dicho, parece


que se ha elegido el camino del miedo, de la guerra, de la ira, del victimismo, de las muertes sangrientas, de las matanzas, de la violación, del pillaje y del poder sobre otros. Una vez más os encontráis ante la verja de esta prueba. Recordad el Imperio Romano construyendo el puente que conducía de la Era de Aries a la Era de Piscis y recordad también la figura de Cristo que veneráis como un punto importante en el tiempo -hubo otros antes y después que trajeron oportunidades para controlaros o liberaros. Dentro de una estructura no encontraréis jamás, queridos amigos, a vuestro espíritu. Las estructuras que construís para juntaros y cantar a los Cielos o para celebrar rituales espirituales no pueden contener nunca la inmensidad que hay en vosotros. Estos tabernáculos, que llamáis estructuras religiosas, inmovilizan el espíritu. Sirven de grandes generadores a aquellos a los que entregáis vuestro espíritu y enviáis vuestra energía. Los campanarios y cruces funcionan como antenas ¿sabíais esto? Debéis comprender que el puente que estáis construyendo hacia el siglo XXI tiene que ser un puente que eleve vuestra frecuencia. Reunid las habilidades de vuestros ancestros; vuestra línea de sangre es rica y os puede proporcionar una gran variedad de lo que sois. También podéis invocar a vuestros antepasados para que sean vuestros compañeros y amigos. Muchos seres multidimensionales vienen aquí ahora, algunos en son de amistad y otros para engañaros porque están confusos. Los humanos no pueden ser etiquetados y catalogados en una sola categoría de comportamiento; algunos de vosotros sois bastante agresivos y otros sois más que amables. Muchos de los seres que vienen aquí, vienen para sentir vuestra vibración, para poneros a prueba y para ser integrados por vosotros. No pretenden que les teníais. Si elegís el miedo, paráis el flujo energético de aquellos que trabajan con vosotros porque vuestro poder acaba donde comienza vuestro miedo. Tenéis que aprender a manejar vuestro propio miedo y trabajar con cada momento estando presente en él. Administraréis vuestro propio cuerpo cuando decidáis que lo que sois es legítimamente vuestro y a partir de entonces podéis cambiar. Dentro de vuestro espíritu -la parte más profunda de vosotros- existe una identidad a la que debéis aprender a acceder. Es un territorio que puede parecer la noche oscura del alma y donde tendréis que examinar esta vida y la retahíla de vuestras emociones. Quizás también aparezcan otras vidas para ser sanadas. Al abrirse las líneas del tiempo y al reclamar vuestra herencia psíquica, renunciando a los temores de vuestros antepasados, tenéis que recordar que sois parte de una familia celestial que os ama y os ignora, una familia en la cual hay miembros que harían todo lo posible para que desarrollaseis vuestra vida y otros a los que les encantaría acabar con vosotros en un abrir y cerrar de los ojos. El gran Creador lo permite todo. Visualizad ahora el puente y cómo todos estos seres son atraídos hacia él. Sentid que esto sucede en el núcleo de vuestro Ser e imaginad una llama de luz dentro de vosotros que no se apagará jamás. Utilizad la respiración para avivar la llama. Observad la energía poderosa que hay dentro de vosotros y que os conecta con todo, que os conecta con la vibración del amor. La atención que ponéis en vuestra respiración os permite relajaros, estar en el Ahora y expandir vuestro campo hacia muchos `Ahoras'. Es muy importante que tantos de vosotros como sea posible comprendan la gran tarea que tenéis ante vosotros. En el Libro mayor de la Existencia esto es sólo una tarea más. Sin embargo, en el Libro de la Tierra es una tarea importante. En la actual situación de vuestra vida y en el momento que vivís todos puede parecer una tarea gigantesca, pero no estáis solos. Llenad, respirando, ahora vuestro campo con vuestra vibración. Por medio de vuestra voluntad, vuestro poder y vuestra intención llenad vuestros pulmones con sentido común, conexión, tranquilidad y amor. Con la fuerza de vuestro espíritu que se eleva del núcleo más profundo de vuestro ser, utilizad el poder de vuestra mente para pensar por vosotros mismos, discernir la realidad y materializad la palabra de vuestra propia autoridad. Declarad, manifestad y vivid, queridos amigos, vuestro auténtico Ser. La elasticidad de la realidad es bastante maleable. Como dijo Yoda, "La Fuerza obedece, pero también ordena." ¿Qué haréis vosotros? ¿Se apoderará de vosotros la fuerza de los cambios electromagnéticos que recorren el final-del-siglo-xx de la Tierra, afectando a toda la existencia? ¿O asumiréis vuestro propio poder y os enfrentaréis a la tempestad creando lo que deseáis al inspirar el poder del viento sintiendo su soplo en vuestra piel y vuestro cabello? Con el poder de vuestra voluntad y fuerza, con vuestra intención y el deseo podéis aprovechar el poderío de los tiempos de cambio, las tempestades de la Tierra y las tormentas cósmicas que están por llegar, como carburante para cambiar vuestro mundo. Aparentemente las tempestades están aquí para destruiros, pero la verdad es que 'desenchufan' el sistema de control que se basa en la tiranía electrónica e interdimensional y que es, ni más ni menos, un oscurantismo, una brujería que se ha convertido en un asunto repugnante. Las energías más oscuras os persiguen y harían cualquier cosa para desviar el gran poder que está amaneciendo dentro de vosotros, no obstante, precisamente al trabajar con la oscuridad encontráis vuestro poder. Por otra parte, queridos amigos, estamos viendo en el Libro de la Tierra que muchos de vosotros habéis sido vagos, muchos habéis elegido el miedo o simplemente habéis dado la espalda a una gran oportunidad. Pero las sombras que os acosan, en realidad definen vuestra luz. Conforme os convertís en lo que sois en verdad, debéis estar dispuestos a enfrentaros con lo que hay desde el núcleo de vuestro Ser. No lo juzguéis; en su lugar unificad y volveos uno con ello, comprendiendo que vuestra sombra, al desplegarse en vuestro planeta, tiene su razón de ser: existe para sanar y unificaros y para conduciros a la responsabilidad superior de crear, tal vez, una Utopía. Sí, es posible que del final-del-siglo-XX-Tierra surja una de las gemas de las crónicas celestiales: una Utopía, una civilización altamente evolucionada que valora toda lo que vive, en la que cualquier cosa que haga una persona sea honrada y apreciada. En este


caso, el equilibrio de la existencia, el yin y el yang, la luz y la oscuridad, el negro y el blanco, el día y la noche gozarán de protección divina, de perfección divina. Y así será.

0 comentarios:

Publicar un comentario