miércoles, 24 de enero de 2018

Espacio en blanco-- Cultos de Cargo



Con el nombre de cultos del cargo o cultos del cargamento (muchos autores conservan la construcción inglesa cargo cult y emplean el término cultos cargo) se designan diversas prácticas y ritos no convencionales que surgieron en varias tribus de Australia y Melanesia —especialmente en Nueva Guinea— a raíz de su contacto con la civilización occidental.1​ En el origen de los cultos cargo se halla la creencia en que las manufacturas occidentales —el cargo
[cargamento]— que llegaba por diversas vías a las islas, procedía en
último término de espíritus divinos, y estaban destinadas por ellos al
beneficio de los nativos. El control de estos bienes, de acuerdo con la
creencia, habría quedado en manos de los blancos, que se habían servido
para ello de métodos no legítimos. El cargo es entendido como una recompensa que los ancestros
o las divinidades a las que se venera en las islas tienen destinado a
quienes participan una serie de cultos. Uno de los rasgos principales de
los cultos cargo es la esperanza de que los ancestros vendrán
alguna vez a entregar a la comunidad de creyentes bienes de mucho más
valor. En algunas islas, como Tanna (Vanuatu), los miembros del culto cargo local creen que los estadounidenses son los portadores del cargo