jueves, 23 de noviembre de 2017

Enseñanzas secretas de los pleyadianos capitulo 13

Hemos dicho que existís con un propósito. ¿El propósito de quién? ¿Has pensado en esto alguna vez? ¿De
quién eres el propósito?
Tienes un propósito porque todos los aspectos de la consciencia están conectados entre sí. Ninguno existe
fuera del sistema; forman parte de un todo. Ése es el propósito que queremos que persigas. La esencia del
vehículo que ocupas y de la energía que generas son parte de una secuencia de desarrollo que se podría decir
que tiene un propósito para tu búsqueda personal en la vida. Pero, ¿qué propósito añades al todo? ¿Puedes
concebir que otro pueda utilizar tu propósito y lo utilice para su crecimiento? ¿Una energía que tú no sabes que
existe?
El universo está entrelazado de tal forma que se basa en un sistema de dominó. Todas las formas de
consciencia se han reunido en este universo para influir unas a otras, porque ésta es la única manera que tiene
la consciencia de experimentarse a sí misma en este sistema. En otro sistema o en otra estructura universal,
todas y cada una de las formas de consciencia podrían ser libres. En otras palabras, podrías estar solo y no
servir al propósito de nadie. Esto se da en este universo.
Existen muchos universos y muchos temas. Así como cien peniques hacen un dólar, ciertos grupos de
universos forman algo que es un cúmulo de energías. Por último, empezaréis a comprender y reconocer que
hay sistemas enteros de existencia que no tienen nada que ver con la existencia tal como la conocéis. Este
sistema está diseñado como una zona de libre albedrío, en la que todo está entrelazado e interconectado.
Existen otros tipos de zonas, que quizá denominaríais también zonas de libre albedrío, donde todo es
independiente de lo demás. Aquí en la Tierra, todo está entrelazado. Hay mucho más espacio en un sistema en
el que todo es independiente. Se podría decir que hay una mayor
consciencia del espacio, no necesariamente
más espacio. Este tipo de universo podría ser más pequeño que el vuestro pero, como no funciona por la
densidad, la consciencia del espacio podría ser mayor.
Tu propósito es llevar información y, al llevarla, hacer que sea accesible a otros por medio de la frecuencia.
Cuando compartimos esta historia con vosotros, acabáis llevando información. La información es luz; la luz es
información. Cuanto más informado te encuentres, más se verá alterada tu frecuencia. Sois criaturas
electromagnéticas y transmitís todo lo que sois a los demás. Así como eres capaz de reconocer que alguien
tiene miedo, podrás reconocer a alguien con alegría si aprendes a utilizar tu cuerpo para sintonizar con este
tipo de reconocimiento.
Tu misión consiste en llevar información y evolucionar hasta la capacidad máxima dentro de la forma
humana. Cuando puedas hacerlo, no puedes evitar influir en las multitudes. Puede ser que sientas que tu
ocupación en particular no está en una escala muy grande (digamos, por ejemplo, que trabajas de camarera).
Pero recuerda, las cosas no son lo que parecen en el exterior, y todas las personas que entran en contacto
contigo se ven afectadas por tu vibración. Puede ser que algunos de vosotros tengáis que permanecer en
trabajos mundanos o de poca categoría durante un tiempo, o puede que seáis llevados a ser padres o
guardianes de vuestros hijos, o podríais tener que hacer un trabajo que sentís que no os conduce exactamente
a la gloria. No obstante, tendrás un período de tiempo en el que asimilarás toda esta información tan radical.
Debes hacerla encajar en tu vida y debes hacer que encaje en la historia de tu mundo viviéndola, percibiéndola
y acostumbrándote a ella. Una vez seas capaz de mantener consistentemente una frecuencia de información,
que tus emociones no sean como una montaña rusa que sube y baja porque no sabes quién eres, entonces se
te encomendará una tarea. Será puesta ante ti y será parte de tu anteproyecto. Tu anteproyecto es tu propio
plan personal detallado o el trazado de las acciones para esta vida.